Cine: “El show de Truman”


2016_09_18-2

Año: 1998 

Origen: USA 

Director: Peter Weir 

Banda sonora: Burkhard Dallwitz, Philip Glass

Reparto: Jim Carrey, Laura Linney, Ed Harris, Noah Emmerich, Natascha McElhone 

Para terminar esta semana que ha estado tan cargada de teatro en Patio de Sombras, queremos traer esta tarde de Domingo una de nuestras películas favoritas, junto con una breve reflexión, como siempre.

Con una falsa enmascarada hacia la faceta cómica, esta película se ha convertido en una elemento de culto, y no es para menos. Con una actuación siempre estelar de Jim Carrey como protagonista, “El show de Truman” nos sumerge en el universo de Truman Burbank, un hombre que vive una apacible vida en un pequeño pueblo, donde la monotonía suele marcar el día a día, ajeno a que su vida es una completa farsa emitida en directo al resto del mundo y encerrado en una gigantesca y controlada cúpula, a modo de programa de televisión.

De este modo la película nos va abriendo los ojos a la vez que Truman lo hace hacia una realidad más que controlada, guiada, por personajes externos y perfectamente coreografiados generando una atmósfera claustrofóbica.

image

La simbología que apoya la película genera una crítica no tan encubierta a la vida en sociedad, donde la presión social parece guiar una vida que no hemos elegido, y donde siempre, en algún momento, todos nos hemos sentido atrapados verdaderamente.

La arquitectura en esta película toma un papel muy importante, ya que al tratarse de un verdadero decorado, cada uno de los fondos urbanos o situaciones que Truman percibe están diseñadas con fin de generar decisiones premeditadas en él, hasta tal punto de diseñar estratégicamente la situación geográfica de la ciudad para evitar que escape.

El resultado es una película simbólicamente cargada, donde la opresión llevan a una elección: La aceptación del entorno como acogedor, o el renacimiento hacia nuevos horizontes, quizá hostiles, pero descontrolados y por descubrir ¿Afrontar la violenta realidad, o la farsa suavizada por la mano del mundo?

Sin intención de estropear la película a aquellos que no hayan disfrutado de ella, os invitamos comentar, junto con aquellos que ya la hayan visto y decidan aventurarse una vez más en su complejidad.

image
Sin título-3.jpg

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *