«El cuento de la criada» bajo la atenta mirada de Dios: Cámara y alma

«El cuento de la criada» bajo la atenta mirada de Dios
Cámara y alma

Recordándonos a los tiempos en que Juego de Tronos o Lost -aunque tal vez menos por la época-, invadía las primeras planas de aquellos medios que nos considerábamos un poco más «freaks«, esta semana la ficción distópica de «El cuento de la criada» ha dado su golpe sobre la mesa en medio mundo tras el final de su tercera temporada. No queremos incluir ningún spoiler, ¡pero ten cuidado con las imágenes!

La ficción arrancó en 2018 en HBO como adaptación del libro homónimo de Margaret Atwood, y pronto se convirtió en una de las series bandera de la plataforma, destacando por una trama que presenta un futuro distópico donde la tasa de natalidad del mundo se desploma como resultado de las infecciones de transmisión sexual y de la contaminación ambiental, favoreciendo el ascenso de un gobierno teocrático, totalitario y fundamentalista religioso, que busca solucionar el problema considerando a las mujeres propiedad del estado y sometiendo a continuas violaciones ritualizadas a aquellas pocas fértiles restantes, llamadas «criadas«.

Este argumento que tantas opiniones controvertidas ha levantado, es acompañado en la serie con una dirección de fotografía ejemplar que, mediante ángulo, posición y color, consigue transmitir al espectador el ambiente ponzoñoso de Guilead -la nación ficticia creada en la serie-.

criada
Extracto del 3×13 (The Handmaid’s Tale – HBO)

«El ojo de Dios» sobre Guilead

A pesar de que no es hasta el cuarto capítulo de la primera temporada cuando Mike Barker y Reed Morano toman las riendas como directores, su trabajo de planificación y dirección fotográfica se deja ver desde el primer momento. Barker es un director británico que ha trabajado previamente en series como Broadchurch (ITV) o Fargo (FX), un cineasta que busca un estilo de cámara muy característico, situándose en posiciones muchas veces incómodas, pero que consiguen enmarcar la esencia de la escena innegablemente.

Una de las características de esta última temporada ha sido la explotación de la vista superior, una planta casi perfecta que, aunque ya se había usado como recurso en la serie, toma ahora un papel importante en diversas escenas. El llamado «ojo de Dios» presenta a los personajes como fichas en una partida, piezas en movimiento en una obra de teatro infinita ejecutada desde las alturas. La temática teológica de la serie apoya el punto de cámara consiguiendo que June, protagonista de la ficción, aparezca como una de estas fichas más y nos desvincule de la importancia del personaje, que es sólo una excusa más para contar una historia de superación y supervivencia.

criada
Extracto del 3×08 (The Handmaid’s Tale – HBO)

Directores como Mary Harron y Martin Scorsese -respectivamente American Psycho (2000) y Goodfellas (1990), como ejemplo- ya habían usado el recurso en filmes anteriores, y es un leitmotiv característico en el cine de Quentin Tarantino, quien además tiende a relacionarlo con escenas de muerte o sufrimiento, como ocurre en Django Unchained (2012).

Sin embargo, el uso que hacen Barker y Morano del «God’s eye» para apoyar meticulosamente la trama de «El cuento de la criada», sumado a los medios que tienen a su alcance, consigue que los planos que presenta parezcan extraídos de un universo distante, en el que la personalidad y la voluntad se ha disuelto para dejar lugar a la disciplina férrea y militar, y la única posibilidad es alejarnos, desaparecer en las alturas abandonando el ser material, y desvanecernos.

Si bien esta tercera temporada de la serie ha sufrido duras críticas por una trama excesivamente lenta, el trabajo de dirección, no sólo de Barker y Morano, si no de todos los implicados en la ficción, ha conseguido sumergirnos un poco más en el mundo de Guilead y la visión desesperada de June.

criada
Extracto del 3×07 (The Handmaid’s Tale – HBO)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *