Patios personales (II): Enric Miralles


mudanza1

Volvemos hoy a nuestra sección de Patios Personales con una nueva incorporación: Enric Miralles, junto con Benedetta Tagliabue para el momento en que estas fotografía fueron realizadas.

Realizadas en 1997, estas fotografías enmarcan el momento en que se realiza la mudanza desde la calle Avinyó hasta el Passatge de la Pau, en Barcelona. La búsqueda de congelar este momento en esta entrada no es casual; la arquitectura de Miralles capta el tiempo, lo desgrana y lo deconstruye para entregarlo del modo más crudo posible en el que los sentidos son capaces de reconocerlo. La mudanza de este mundo intelectual de un lugar a otro congela un tiempo detenido, que se empaqueta y se expande en un nuevo lugar, y Miralles entendía muy bien este movimiento:

Trabajamos para el proyecto del Ayuntamiento de Utrech y para el Mercado de Santa Caterina durante la mudanza desde nuestro despacho en calle Avinyó hasta Passatge de la Pau.

Mudamos muebles antiguos desde una casa del centro histórico a la otra que dista cuatro calles.
Desde un Principal a otro, desde un antiguo taller de alfombras a una sastrería.
Nos gustaba pensar que nuestro trabajo de tejer y coser se parecía a las actividades desarrolladas en las casas donde nos movíamos.” 

Ineludiblemente, este proceso en el que siempre se habla de costura, tejer… Nos lleva al entramado en las dos plazas relacionadas con el Mercado de Santa Caterina, o con esa cobertura superior, oleada, como un viejo mantel congelado en el momento de su colocación.

passatgesantapau

Planimetría del estudio en Passatge de la Pau 10 bis Pr, EMBT

Este nuevo estudio (fotografía inferior), quedará cartografiado y comprendido desde el punto de vista del arquitecto, congelado en un tiempo infinito, donde las capas superpuestas, las vistas ilimitadas se superponen para generar un proyecto de vida, de trabajo, o incluso de actuación.

Este estudio queda inaugurado por medio de la representación de la obra “Mai per Atzar” en el interior, narrado así por ellos:

 “La ópera en un acto “Mai per atzar” (Nunca por azar) se puso en escena el día 11 de abril de 1997 con motivo de la inauguración del nuevo estudio de Enric Miralles y Benedetta Tagliabue en el Passatge de la Pau, en el casco antiguo de Barcelona. La idea, el libreto y la dirección son de Valerio Ferrari. La música es obra de Roberto Cacciapaglia. A medida que avanzaba la representación se proyectaban sobre el escenario y los actores los dibujos que los arquitectos ejecutaban en ese preciso instante desde sus mesas. La escenografia se completaba con algunos muebles que se descolgaban sobre la escena y con la representación esquemática en tiras de mimbre de una roca (fundamental en el argumento) con ecos del proyecto de Tateyama.El viaje en el tiempo que se produce en la representación y el carácter de ópera prima estaban muy presente cuando el edificio destinado a ser estudio, en su obra primera, se convierte en teatro.

De este modo, un estudio vacío, otro desmontado aún, pero un mismo tiempo el cual no pertenece a nadie. El tiempo en Miralles es una representación de la vida.

Fuente y más información sobre los diversos estudios: Enric Miralles – Estudios 

Sin título-3.jpg

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *