La industria del engaño: Cine

Hace unas semanas hablábamos sobre el trabajo de arquitecto como escenógrafo de un modo figurado. Sin embargo hoy hemos querido meternos de lleno en el mundo cinematográfico con este artículo: Maquetas de cine.

El CGI está ganando terreno a la elaboración manual de escenografías en las grandes superproducciones. Sin embargo, existe aún un último bastión que se resiste, ya sea por una limitación en el presupuesto o por exigencias profesionales o técnicas, a abandonar la técnica tradicional: La elaboración de decorados reales a escala para realizar las diferentes tomas.

Cine y engaño

El engaño acompaña al cine desde su creación. Es el juego, la trampa, lo que produce el efecto deseado por el cineasta en el espectador, el cual se sumerge en el engaño para disfrutarlo y ser partícipe. La creación de escenografías que permitan un correcto desarrollo de la historia es un trabajo difícil y que se concentra en el detalle de una atmósfera capaz de convencer al espectador de que lo que está viendo es, de un modo u otro, real.

aEn 1936, Charles Chaplin realizaba esta peligrosa escena en Modern Times, pero, ¿hasta que punto era tan peligrosa?

Para este cometido, es común el uso de grandes maquetas a escala que permitan realizar vistas generales, o desarrollos a tamaño real para generar una escenografía interior. Incluso, en ciertas ocasiones, se desarrollan modelos de los propios personajes a escala mayor, en escenas de detalle.

Desde «Blade Runner» hasta…

A continuación, os traemos un recorrido por 8 maquetas de la historia del cine que nos han parecido cuanto menos, fascinantes ¡Disfrutadlas!

Star Wars: El imperio contraataca (1980)

 

Cine: Star wars

En la imagen vemos el cuidadoso trabajo que permitió realizar el movimiento de las máquina imperiales AT-AT. Las maquetas fueron realizadas en diferentes escalas, incluyendo uno de los pies a escala «real».

Fuente

E.T. (1982)

 

Cine: E.T.

La aclamada película de Steven Spielberg supuso una carrera de obstáculos a nivel técnico. A pesar de tener experiencia en el campo, los movimientos del extraterrestre y su presencia en primer plano suponían una dificultad, llegando a realizar una innumerable cantidad de maquetas del personaje con las que los actores interactuaban. Para dotar del realismo necesario a la cinta se usaron varios escenarios que estaban dibujados para poder generar las vistas de la ciudad y el cielo.

Fuente

Origen (2010)

Cine: Origen

Otro de los grandes referentes del cine contemporáneo, Christopher Nolan, realiza en Origen una serie de maquetas donde se realizaron las grabaciones. A pesar de que el presupuesto del filme era lo suficientemente elevado como para realizar estas escenas por medio de CGI, el director insistió en entender tanto las vistas generales como los interiores tal y como Cobb y su grupo lo hacen: Por medio de un sueño planificado por un arquitecto en el que se sumergen. Cabe decir que fue un buen trabajo.

Fuente

Harry Potter (2001-2011)

Cine: Hogwarts

¡Esta nos encantó! Para realización de las escenas aéreas de las películas de Harry Potter se levantó un modelo a escala de… el Castillo de Hogwarts. La cantidad de detalle que tiene la maqueta permite realizar grabaciones cercanas como hemos visto en las películas, o vistas generales hacia el castillo. Una auténtica obra de arte.

Fuente

Blade Runner (1982)

Cine: Blade Runner

La ciudad futurista distópica que aparece en la cinta protagonizada por Harrison Ford parece aún lejos de ser real… Sin embargo, las grabaciones exigían planos abiertos de los edificios que poblaban Los Ángeles, por lo que Ridley Scott no dudó en encargar la realización de grandes maquetas que, junto con murales pintados y unos asombrosos efectos de iluminación, permitiesen entender el ritmo de vida de la ciudad.

Fuente

La soga (1948)

Y no vamos a cerrar este recorrido por el mundo del cine sin llegar hasta uno de los grandes en lo que a la creación de escenografías se refiere: Alfred Hitchcock. En este filme, el director se aventura a crear una escena aparentemente sencilla, pero que esconde una cantidad de detalle imposible a priori. Con secuencias continuas de 10 minutos, el pequeño apartamento es recorrido por los personajes mientras que un equipo de tramoyistas se dedica a desmontar y montar los escenarios mientras la grabación transcurre.

Sin embargo, la dificultad añadida pasa casi desapercibida: El fondo es en realidad un diorama en constante movimiento que dota a la película de una atmósfera completamente realista. Hitchcock encargó la realización de una maqueta de de casi 35km de horizonte real, incluyendo las luces y carteles de neón, iluminándose mediante 8000 bombillas. A lo largo de la película, las luces se encienden y apagan, el cielo cambia su color e iluminación y las nubes se desplazan. Un baile cósmico recogido a través de una ventana.

Fuente

BONUS Blade Runner 2049 (2017)

No nos podíamos dejar fuera a la más reciente y controvertida de la lista. Recién salida del horno, esta secuela del Blade Runner ha generado un gran revuelo, entre otras cosas por recuperar el estilo de su predecesora en el campo del modelismo. Ridley Scott y Denis Villeneuve han vuelto a optar por la creación de grandes decorados físicos a escala, maquetas que los personajes pudiesen recorrer en la gran pantalla para dotar de la realidad distópica que el espectador necesitaba para sumergirse en este universo. Más allá de las críticas contra el largometraje, hemos de decir que el resultado ha sido sobrecogedor.

cine

¿Conoces alguna otra maqueta digna de mencionar? Seguro que sí ¡Cuéntanoslo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “La industria del engaño: Cine”